domingo, diciembre 5

Injusticias de la vida 2.0

Ahora no fue una muerte la injusticia #2 publicada en este blog (afortunadamente!!), pero sí un accidente.

Anoche fui al depa de mi novio; pisteamos con su roomie, la novia de su roomie y el roomie de la novia de su roomie (jaja).
Me quedé dormida un rato y esto hizo que se me bajaran las cervezas que había consumido momentos atrás.

Salí de su casa y me encaminé a la mía.

Siendo las 3:15/3:20 AM aproximadamente, iba pasando por el libramiento, cerca de la salida a Santa Fe, cuando un carro empezó a frenar; yo bajé la velocidad, pero el pendejo hijo de su re-putísima über-cogida madre chancluda se paró en SECO!!!!!
Quién vergas se para en la mitad de una carretera?!?!

Pues éste cabrón.
Total, traté de frenar, pero me le estampé bien y bonito.
El muy puto pegó fuga (se fue justo por la salida a Santa Fe) y ni sus placas pude memorizarme.

Lloré todo el jodido camino a mi casa (como loca; cualquiera hubiera pensado que me acababan de dar la peor noticia del mundo). Le hablé a mi mamá y no me contestó, así que le hablé a mi novio y lloré como pendeja mientras trataba de explicarle lo que había pasado y él de calmarme.

Hablé con él hasta que llegué a mi casa y chingada madre, no hubiera visto el golpe en ese momento porque me puse peor de histérica.
Mi defensa se chingó; la parrilla y parte del cofre, también.
Me duele mucho este accidente, que yo sé que no me pasó nada y no es como que lo que le pasó al carro no tiene solución, pero es mi primer carro y tengo con él nada más desde septiembre : (

Estoy muy triste. Y encabronada, por supuesto.

2 comentarios:

Rolando dijo...

Lamento mucho lo que te sucedio.. hay gente estupida que no deberia tener brazos ni pies para poder conducir.

reptilio dijo...

carajo!

al menos estas bien!

...no son mas que cosas, duelen pero las podemos pimpear de a poco

Suerte A

Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin